CUADRO MÉDICO
ESPECIALIDAD
inicio > Unidades y servicios especiales > Unidad de cardiología

La Cardiología es la especialidad médica, rama de la medicina interna, que se ocupa de las afecciones del corazón y del aparato circulatorio.

La unidad de Cardiología de Clínica Asturias posee avanzados equipos que permiten realizar estudios como el Electrofisiológico o la ablación por radiofrecuencia.

Ablación por radiofrecuencia

Es un procedimiento sencillo y seguro. Se hace a través de la punción de una vena en la ingle, requiere sólo anestesia local y el paciente puede recibir el alta en unas pocas horas.

¿En qué consiste?
Es un procedimiento que usa calor para destruir tejidos anormales en el cuerpo. Consiste en la administración de una onda de energía de RF no modulada a través de un catéter, incrementando la temperatura en la zona entre dicho catéter y el tejido miocárdico con el objeto de remover el área afectada ola interrupción de un recorrido crítico para el mantenimiento de los mecanismos de reentrada (vía alternativa).

¿En qué casos está indicada?
La ablación por radiofrecuencia (RF) comenzó a desarrollarse a finales de la década de los 80, para el tratamiento de arritmias cuyo mecanismo fisiopatológico era la presencia de un haz aberrante o accesorio, y como una forma de disminuir las complicaciones causadas por la aplicación de corriente continua al miocardio (tratamiento que daba lugar a serias complicaciones, por lo que se abandonó).

La RF aplicada por medio de los catéteres provoca lesiones bien demarcadas, focales y específicas.

Estudio Electrofisiológico

¿Qué es y para qué sirve un estudio Electrofisiológico?
Procedimiento que permite estudiar las alteraciones del ritmo cardiaco (arritmias). Este estudio puede ser útil para pacientes con palpitaciones, taquicardias, mareos, pérdidas de conocimiento, episodios de muerte súbita recuperada, etc. En pacientes con taquicardias, éstas pueden provocarse durante la prueba para ver de qué tipo son, de dónde provienen y qué tratamiento es el más adecuado. En pacientes con pérdidas de conocimiento el Estudio Electrofisiológico puede ser útil para valorar si éstas pueden ser causadas por arritmias.

¿Cómo se realiza un Estudio Electrofisiológico?
Para realizar un Estudio Electrofisiológico se introducen uno o varios catéteres por punción en una vena femoral, en la ingle. Estos catéteres son cables eléctricos muy finos que se avanzan guiados por rayos x a través de las venas y se ubican en lugares concretos del corazón para estudiar su activación eléctrica en distintas circunstancias (durante ritmo normal, estimulación, taquicardia o tras la administración de determinados fármacos). En otros casos es necesario acceder directamente a las cámaras cardíacas izquierdas, para lo que hay acceder a través de la arteria femoral (ingle) o atravesar el tabique que separa la aurícula derecha de la izquierda (punción transeptal).
El procedimiento se hace habitualmente con anestesia local en la zona de punción. Durante el procedimiento el paciente está consciente y puede comunicarse con los médicos y enfermeras. Los Estudios Electrofisiológicos en niños o pacientes poco colaboradores también se hacen bajo anestesia general.

La duración aproximada del procedimiento es de 2 horas, aunque por la dificultad de algunos casos ésta puede llegar a ser superior.
Los pacientes normalmente pueden irse a casa el mismo día de un estudio electrofisiológico si no hay complicaciones ni otros motivos para seguir internado.

Otras pruebas cardiológicas:

Holter de Tensión Arterial Dinámica
Holter Presión
Ecocardiograma doppler color
Ergometría (Test de esfuerzo)
Electrocardiograma


ESPECIALISTAS